Fútbol de Selección

Mirando el partido de Argentina – Perú en la Bombonera, el comentarista se pregunta: “¿por qué tenemos que sufrir tanto?”.
Pregunta que estimo, se hace casi todo el país, al saber que contamos con algunos de los mejores jugadores de fútbol a nivel mundial.
Yo no puedo dejar de hacer siempre la misma pregunta: “¿qué tenemos que aprender?”
Y pienso, que tal vez, a los argentinos no se nos da en el fútbol, por fanfarrones, por agrandados, por soberbios.
Estuve en Alemania semanas después de la trágica final, y digo trágica porque me cayó terrible. Estaba dolorida, alegre por tamaño resultado, somos bi-campeones del mundo, pero dolorida. Y estando en Alemania, no podía dejar de comparar qué hubiese sido de Argentina si salíamos campeones.
Seguramente hubiésemos decretado paro por festejos toda la semana.
Sin dudas y lo más lindo, hubiésemos decorado el país completo con nuestra bandera.
Pero también hubiésemos tenido 4 años de canchereadas y seguro nos hubiese ido peor de lo que estamos jugando en este momento.
El problema de los argentinos, jugadores, comentaristas, espectadores, fans, y toda persona nacida y criada en nuestra idiosincrasia, es nuestra cabeza.
Sabemos que somos capaces y nos dejamos estar, subestimamos al rival, juegan individualmente porque concentran unos días antes pero no es suficiente para conocer cada secreto de tu compañero y poder salir a la cancha en unidad.
Esto lo hablé con un jugador de selección, y me daba la razón. Es más él mismo significaba la importancia de conocer casi de memoria a cada uno de los compañeros.
Y bueno, acá estamos, luchando por la clasificación al próximo mundial.
De todos modos, Vamos Argentina Carajo!

Y lo que debemos aprender, es que hay que jugar en equipo. Pensar en el grupo y no en el propio ombligo. Dar el máximo todo el tiempo, los 90 minutos de partido y todos los minutos anteriores de entrenamiento y posteriores de análisis. Bajar el copete, no subestimar nunca a nadie. No creernos los mejores sin los logros tangibles en la mano. No creer que por tener a los mejores, somos los mejores.

foto con el jefecito Javier Mascherano, arengador por naturaleza, líder por dedicación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s