El sábado pide un beso

Hoy fue un sábado muy atípico, a las 8.15 am estaba hablando con el administrador del edificio sobre el estado edilicio del salón, a las 8.30 am estaba pidiendo monedas de cambio en el colectivo, a las 8.40 am estaba comenzando las interminables 10.30 hs de trabajo. Luego de mandar a plotear todo, salí abombada y casi que viendo la vida en layers. Me tomé un colectivo para traspasar el límite que conozco de zona sur y, guess what, me tomé otro, termine en Grandoli y Gutierrez esperando un taxi que me lleve a destino, ¿cuanto? hora y media, dos horas más tarde. Pufff!!! Lo mejor fue cuando me tomé el 141 para volver en Bv. Seguí y Mitre. Se le había tildado la bocina y era como La Merenguita. Me reí hasta que se paró, en Av. Pellegrini y Mitre. El chofer toqueteaba cada botón que encontraba y se bajaba en cada semáforo. Todos se reían. Los pasajeros. Los que subían. Los que estaban en la calle. Era la felicidad posible y amable de un sábado en extinción. Lo grabé y lo fotografié. Ahora me pegó el bajón, me da fiaca salir. Recuerdo que hace 10 años atrás, tampoco salí el fin de semana anterior. =S

5 comentarios sobre “El sábado pide un beso

  1. Muy buena foto, ¡muy gracioso relato! (con los matices propios de la autora del mismo, claro) ¡los lectores chochos!

    PD1: La primera vez que escuché “Sábado” (en MUSIC21) pensé que decía ♪♫ EL SÁBADO AL FIN EMPEZÓ, ¡BESAME BESAME BESAME!

    PD2: A mi también me ganó l’internet y el frío, hoy.

  2. Mirá que yo creí que estaba viejo, sin embargo (y a pesar de que mañana tengo un show) me fui a la fiesta del CEC con frío y todo, y no dejé de bailar hasta las 4:30… salí del lugar bailando, sólo por la conciencia de que tenía que reponer energías para mañana (que es hoy). Me voy a dormir.
    Chau viejazos.
    Muy pintoresca la crónica.
    🙂

  3. creo que no hay como dar la vuelta, andar de aquí para allá a veces me da por camianr solo en la ciudad, y voy por ahí pensnado lo lindo que sería ir acompañado de la persona indicada, saco un cigarrillo, lo fumo con nostalgia, voy a comprar discos a los lugares donde salen baratos, alguna película al blockbuster, comida china, regreso al departamento como a las 6 me tiro a comer y ver peli, o simplemente pongo uno de los discos en el reproductor de mi recámara y es hora de DORMIR …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s